Blogia
rafaeldelarosa

ENTREVISTA A JOSE MARIA CARRASCAL

ENTREVISTA A JOSE MARIA CARRASCAL

Rafael de la Rosa.- ¿Cómo cree que ha evolucionado la información en España durante el tiempo que usted se ha dedicado a estos menesteres?

José María Carrascal.-No ha evolucionado tanto como debería haber evolucionado. Yo empecé de corresponsal en el extranjero de Berlín y mis primeras crónicas las enviaba por correo. Es que entonces funcionaba muy bien los Correos Europeos. En Nueva York, yo ya usaba, ni tan siquiera el telex, sino el módem. Desde el punto de vista técnico: el cambio ha sido brutal. Hemos entrado en la era espacial, podemos decir.

No sé por qué, pero me parece que aquellos artículos, escritos a máquina, y enviados por correo… tenían mucho más valor. Aunque en aquellos años no se podía estar a la ultimísima hora, porque lo que se redactaba perdía vigencia doce horas después. Se tenía que hacer con cierta atemporalidad. Algo, que, sin duda, dotaba de mayor trascendencia a los acontecimientos. Lo que hemos ganado por una parte, lo hemos perdido por otra.

Rafael de la Rosa.- A lo largo de sus cuarenta años de carrera: muchas han tenido que ser las entrevistas que ha realizado. ¿Le ha marcado especialmente alguna de ellas?

José María Carrascal.- Sin lugar a dudas la que le hice al presidente americano, Ronald Reagan, en el despacho oval de la Casa Blanca. Es una entrevista que un periodista no olvida con facilidad… Encontrarse sentado en uno de aquellos sillones, junto a la chimenea mas divulgada del mundo. Junto al presidente de los Estados Unidos de América. Profesionalmente, sin duda, es el mayor logro al que pueda aspirarse en el mundo de la comunicación.

Aunque ha habido otras oportunidades en las que he aprendido mucho más. Como junto a la viuda del profesor Durán Reinad. Que fue exiliado español, compañero de Ochoa. Primero en vincular relación entre el virus y el cáncer en los años cuarenta.

Rafael de la Rosa.- Caracterizado por sus corbatas y comentarios “al filo de la media noche”. ¿Éstos últimos le valieron alguna vez algún tipo de censura?

José María Carrascal.- En absoluto. España es una Democracia. Dejémonos de tonterías.

Rafael de la Rosa.- Hablando de la objetividad… ¿cree que ésta existe?

José María Carrascal.- No. El único ser objetivo es Dios. Los hombres somos seres subjetivos. El que pretenda alcanzar la objetividad, está persiguiendo una entelequia. Lo que si se puede pretender es dar una opinión autorizada, profesional…

La objetividad, como digo: es algo que no se alcanza.

Rafael de la Rosa.- ¿Puede cualquier profesional atreverse con el llamado “informativo de autor”?

José María Carrascal.- Yo creo que sí.

Todo lo que se quiera hacer honestamente, un profesional de la información puede hacerlo. Dedicándole mayor o menor tiempo. En el fondo son todos “informativos de autor”. Porque siempre se irá salpicando las noticias con notas de quien lo conduce. Se note más o menos. Lo que sucede es que unos declararán abiertamente que lo son y otros no.

Rafael de la Rosa.- ¿Qué es el periodismo?

José María carrascal.- El periodismo es una carrera realmente fascinante. Pero es una carrera a la que, últimamente, se le ha llenado de un glamour… de una aureola… que creo no se le ha hecho ningún bien.

Los periodistas no estamos para derribar gobiernos, somos un poco lo que podíamos llamar “los aguafiestas”. Somos el niño que dice que el rey va desnudo. Entonces… para eso, hay que tener también cierta capacidad de sacrificio.

Hay que saber que no se puede ser amigo del poder. Aquel a quien le guste ser amigo del poder, amigo de los políticos… ¡Ese tiene mala madera de periodista! Puede hacer otras muchas cosas, pero el periodista debe tener una rabiosa independencia, que le llevara a una profunda soledad. Tampoco se crean que se hace mucho dinero. Al final se puede tener más o menos suerte, pero, por lo general… no es una de esas carreras en las que se puedan tener grandes sueldos.

Por otra parte es lo que los americanos llaman “Instan Rewold”. Se obtiene el rendimiento de forma inmediata. Quiero decir: hoy escribes algo y mañana ya lo ves publicado. Y ése es el mayor pago de ésta carrera.

Rafael de la Rosa.- Después de haber convivido más de cuarenta años con los americanos… ¿Cuál diría que es su carácter?

José María Carrascal.- EE.UU. ha nacido distinto a todo, puede decirse. Ha nacido sin el gran pecado original, que es el Feudalismo. Es un experimento social vivo que está en plena y constante evolución. Yo he vivido nueve años en Alemania, estoy casado con una alemana. Yo nunca podré sentir alemán. Sin embargo, si puede sentirse americano. ¿Por qué? Pues porque el americano admite esa doble lealtad. Se puede ser griego y ser norteamericano. Ser norteamericano es un acto de voluntad. Ser norteamericano es creer en unos valores, en unos principios. La democracia, el hombre. En éste sentido creo que es hacía donde va el mundo. América marca el paso a seguir en éste siglo, como lo hizo España en el siglo XVI-XVII, Francia en el XVIII o Inglaterra en el XIX.

Rafael de la Rosa.- Desvelo por una noticia no dada…

José María Carrascal.- El fin del terrorismo. Sin duda alguna. Hubiese dado un dedo de la mano. O tal vez, la mano entera. El brazo entero, por el fin del terrorismo en España.

 


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres