Blogia
rafaeldelarosa

ENTREVISTA A XAVIER PASTOR

ENTREVISTA A XAVIER PASTOR
Rafael de la Rosa.-: ¿Cuáles son las principales preocupaciones de Greenpeace?

Xavier Pastor.-: Nuestras preocupaciones están estrechamente vinculadas a la generación de residuos, principalmente.

            Huelva es probablemente, el primer lugar de España en el que actuamos. Si dejamos de lado la caza ballenera de Galicia y los vertidos de residuos radioactivos, que esto era mucho antes incluso de existir Greenpeace en España, era un trabajo de la organización internacional.

Rafael de la Rosa.-: De los principales trabajos de la organización ecologista fue precisamente en Huelva, que se remontan a principios de los años ochenta, con la intervención de los barcos “Nerva” y “Niebla”…

Xavier Pastor.-: Efectivamente, ese fue uno de los primeros trabajos de Greenpeace en España. En el año 1.986, al interceptar esos barcos que vertían dióxido de titanio, saliendo precisamente de la ría onubense. A partir de ahí emprendimos una campaña contra la fábrica Tioxide, hasta que conseguimos que dejaran de verter esos residuos, que eran mil toneladas diarias, en el Golfo de Cádiz. Esa empresa llegó a poner en marcha un sistema de reciclaje que luego le ha resultado extremadamente rentable; ha creado puestos de trabajo, e, incluso, le ha permitido exportar su tecnología a otras sucursales en el extranjero.

Rafael de la Rosa.-: Además de actuaciones contra los residuos se ha intervenido en algo en lo que el movimiento ecologista parece poner un empeño especial que es la producción limpia…

Xavier Pastor.-: Un claro ejemplo de ello son las actuaciones de Greenpeace a nivel internacional en contra de las papeleras que utilizan cloro como agente blanqueante o dióxido de cloro. Y dentro de Huelva hemos trabajado en otros aspectos, como en la urbanización de Isla Canela, el tema de ENFE o las pesquerías ilegales, que pese a que aún continúan produciéndose, hemos logrado reducirlas.

Rafael de la Rosa.-: Al parecer, los costos de producción limpia son considerados por las empresas como elevados, difícil de podérseles hacer frente…

Xavier Pastor.-: Esto no van a tener más remedio que hacerlo. Efectivamente hay inversiones en algunas industrias, el caso de Tioxide de antes. Esta empresa decía que no podía asumir esos costes, y cuando lo hizo, insisto, ¡creció en puestos de trabajo!, ¡creció en sus balances económicos!, y, después de todo, logró reducir su contaminación y exportó su tecnología.

            Quiero decir, con una opinión pública cada vez más exigente, una legislación europea y mundial cada vez más comprometida, se está exigiendo a las empresas renovarse o morir.

            O sea, la empresa que para poder subsistir necesite contaminar es una industria que tiene los días contados, y esto lo saben, y por ello hacen tanta publicidad verde y tienen directivos medioambientales.

            El mundo va hacia ahí, y quien quiera aguantar poniendo en marcha sistemas de depuración, que no sirven de mucho, no tiene futuro. No es modernidad, ni progreso, sino mantenerse en una situación arcaica y obsoleta.

Rafael de la Rosa.-: ¿Llegaremos a tener en casa varios recipientes para los residuos?

Xavier Pastor.-: Tal vez no haría falta tener tres o cuatro cubos de basura. Sobrarían con, probablemente, dos: uno para materia orgánica y otro para la inorgánica. Si una persona quiere tener ya separado el papel y el vidrio, ya serían tres o cuatro.

            Ante la recogida selectiva: el reciclado, compostaje y mecanización de la materia orgánica.

 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres